sa-pinches-tori

No, no hay un Jesús en tu pan tostado

Antes de empezar a hablar de panes tostados, déjenme les platico dos cosas muy rápido:

  1. Leo (Tolstoi), uno de los escritores/filósofos más chingones que han habido, escribió dos de las obras literarias más importantes del universo: Guerra y Paz y Anna Karenina. La verdad no he leído ninguna de la dos, pero si he leído sobre ellas y sobre lo que el autor dijo de estas obras lo cual me gusto mucho. Tanto que las pienso leer. Algún día. Destos.

Tolstoi quería que el lector aparte de sumergirse en la novela de cómo sufre la gente de sociedad por amor (burda sinopsis de ambas obras), quería también que la experiencia en si fuera como un tipo de sicoterapia subliminal.

Quiso lograr esto a partir del desarrollo de los personajes de sus novelas y haciendo que el lector se identificara con ellos. El chiste de Tolstoi era que en sus novelas no hay personajes malos ni buenos. Hay personajes medio buenos que hacen cosas malas y personajes bien malos que hacen cosas medio buenas. Es un desmadre.

El punto era que el lector lograra empatizar con los malos ya que en realidad no eran del todo malos y que tampoco pusieran en pedestales a los buenos que terminaban también haciendo puras pendejadas al final. De esta manera quería ayudar a que el lector desarrollara su inteligencia emocional haciéndolos más empáticos y conscientes de su propia y compleja vida interna y de la de los demás.

  1. Hasta hace muy poco, de hecho a mi me toco que me lo enseñaran en la escuela, se creía que la lengua tenia zonas gustativas. Esto quiere decir que antes se pensaba que en cierta parte de tu lengua se probaba lo acido, en otra sección lo salado en otra lo amargo y así. Y pues resulta que así no funciona. Tu lengua es un desmadre y todo se prueba por todos lados, hasta por la garganta. Tipo una orgia chola gacha.

Muy bien. Regresásemos con esto en breve, por lo pronto continuemos con el delicado y sutil tema de los panes tostados:

No sé si sepan pero al parecer hay mucha gente que ve a Jesús en sus panes tostados. O en las nubes. O en la corteza de arboles. O en el tronco de un árbol. O en el humo. O en el trasero de un perro.

Al parecer el hijo reencarnado del todopoderoso tiene mucho tiempo-transdimensional libre porque se la pasa photobombeando nuestro plano existencial bien cabron.

O tal vez puede que no…

Tal vez Jesús no se está manifestando en nuestro pan tostado y más bien es nuestro lógico y católico cerebrin al que le encanta encontrar patrones bonitos dentro del caos de partículas tostadas de pan y milagrosamente ver imágenes religiosas muy del tipo a las que hemos estados expuestos desde que tenemos 0 años.

A lo que voy no tiene nada que ver con creencias religiosas ni con la guarnición de tu desayuno continental. Lo quiero tratar de decir es que todo en el universo, de hecho el universo en sí, es un desmadre. Es caos.

A los humanos, por naturaleza e instinto de supervivencia animal, nos encanta encontrarle e implementarle patrones lógicos y ordenados a nuestro hábitat. A nuestra realidad: gravedad, Newton, karma, etc.

Y es gracias a esta elemental herramienta que inventamos el lenguaje que no es más que el proceso más fundamental de asignarle un patrón lógico y universal de sonidos y símbolos a las manifestaciones del universo.

Claro que es también gracias a esta herramienta que llegamos a la Luna y que ya casi va a empezar la nueva temporada de Game Thrones.

Y todo muy bien hasta ahí…

La trama humana se empieza a complicar un poco cuando se nos empieza a olvidar que las cosas estaban aquí antes de decidiéramos ponerle nombre a las cosas.

La verdad es que el hombre no ha hecho más que pasársela todo el tiempo tratando de encontrar Jesuses en el pan tostado caótico que es el cosmos. Y saben que… NO HAY JESUSES EN EL PAN TOSTADO COSMICO! Todo es un desmadre.

Es como si quisiéramos tratar de explicarle a un niño de 9 años como se hacen los bebes usando una presentación de Power Point:

Usaríamos filminas con el titulo amor, noviazgo, matrimonio, relación sexual, bebe, etc. Todo muy lógico y bonito. Pero ya para estas alturas (casi) todos sabemos que el proceso es un poquito más doloroso, complicado, peludo, ansioso, pasivo/agresivo, divertido, deprimente, apestoso, sexy, empalagoso y resbaloso que eso. Es todo un verdadero desmadre. Hermoso y pinche.

Y así como ese niño de nueve años vivimos y formamos nuestras realidades individuales todos nosotros, usando de referencia presentaciones todas editadas de Power Point que alguien con mucho amor nos heredo y que tratan temas importantísimos como lo que es y no es aceptable de nosotros, amor, matrimonio, ansiedad, sexualidad, profesión, espiritualidad/religión, etc.

Y a partir de ahí, poco a poco vamos creando nuestra identidad y con ella una perspectiva única del mundo/realidad/universo.

Pero claro que al universo esto le viene valiendo completa y amorosa madre. Estaba aquí antes que tú y tus pinches filminas patosas…

 

Creo que Tolstoi entendió este concepto muy bien y que por eso uso su mega sexy intelecto para tratar de hacer entender a sus lectores de una forma muy sutil que las cosas son un poquito mas complicadas que los buenos vs. los malos.

También me imagino que los médicos/científicos que tuvieron que actualizar sus infografías compartimentalistas de la lengua tuvieron que ceder un poco al caos natural e interconectado de la fisiología humana.

A lo que voy con todo este desmadre es a lo siguiente:

Estamos hechos de las mismas moléculas de las que están hechas las estrellas que están millones de años luz de aquí y esas moléculas son (y por ende nosotros somos) como 99.9% vacío y cuando se observan muy de cerca, estas mismas moléculas hacen puras mamadas que joden todo lo que creíamos entender sobre las mecánicas del universo.

Entonces… no se sientan tan mal si de repente se sienten raros.

O inadecuados porque su amor, estado mental, matrimonio, cuerpo, profesión y/o espiritualidad no son como deberían ser. Porque la ultima verdad, es que nada debe ser. Por más que nos esforcemos en categorizar, compartimentalizar, nombrar, enlistar y etiquetar, las cosas simplemente son. Ya sea sin o con nuestro consentimiento.

El hecho de saber que sabemos no nos da ningún pinche derecho en este universo.

Por esto es que debemos abrazar la peluda, lonjuda, resbalosa, cambiante y caótica realidad en la que nadamos el breve ratito de conciencia que tenemos y poco a poco irnos acostumbrando  sentirnos comodos con nuestra no normalidad.

“The only way to make sense out of change is to plunge into it, move with it, and join the dance.”

Alan W. Watts

Tiene su chiste. Tan tiene su chiste que antes de irme les quiero platicar otro detalle de la vida del genio intelectual y emocional, Leo Tolstoi:

Al parecer se llevaba muy mal con esposa a tal grado que un día de invierno se enojo tanto que se salió de su casa, se subió a su caballo para irse a la chingada y se murió de pulmonía.

Fin.

 

 

 

 

.

Tranquilos, todo va a estar más o menos bien

Hace unos 2500 años, un wuey bien frepo que se llamaba Siddhartha decidió un dia salirse de su casa para ir a buscar el significado de la vida. Después de como 6 años de andar en chinga pasando hambres por fin un día lo encontró mientras estaba sentado debajo de un árbol, y a partir de ese momento se convirtió en el Buda (a.k.a. el wuey que despertó).

Lo primero que hizo el Buda después de que le pasara esto fue ir en chinga a contarle a todos sus amigos ayunadores y meditadores. Cuando terminó de contarles todo emocionado, sus amigos se voltearon a ver entre ellos y después muy muy lentamente se fueron mejor a meditar a otro árbol donde no hubiera tanto pinche loco.

Entonces el Buda como que se dio cuenta que la neta si estaba medio mafufo el mensaje que quería compartir, por lo que mejor se regreso otro rato a su árbol a meditar e invento las 4 Verdades Nobles: una serie de conceptos e instrucciones (medio-más-o-menos) más fáciles de entender para que ahora si el que quisiera también se pudiera convertir en Buda.

Van más o menos así:

  1. La vida es dukkha (o sufrimiento).
  2. El apego a nuestros deseos es la razón del sufrimiento.
  3. El sufrimiento se acaba cuando el apego se acaba.
  4. La liberación del sufrimiento es posible practicando El Camino Óctuple.

*El CO es una guía para vivir bien que practicamente dice que hagas todo bien todo el tiempo.

A partir de ahí, Las 4 Nobles Verdades se convirtieron en los fundamentos del Budismo. Algo tipo los 10 mandamientos para los Católicos o el arriba arriba abajo abajo izquierda derecha izquierda derecha para los gamers.

Les cuento ésta 100% fiel historia sobre la vida del Buda y sus 4 verdades por lo siguiente:

  1. El concepto de las 4 verdades está muy chingon y vale la pena saber aunque sea un poco al respecto.
  2. Aunque bien buena onda el Buda se la pasó poniéndole viñetas a todo su trip, sus fundamentos no dejan de ser conceptos medio abstractos/teóricos que a veces no son tan fáciles de digerir y que se pueden llegar a perder en la traducción.
  3. Leyendo pendejadas por ahí, me tope con un artículo muy chingon que hace referencia a un estudio sociológico noventero súper sencillo e interesante él cual me ayudo a entenderle chingos mejor a estos conceptos y los quiero re-escribir aquí antes de que se me olviden.

El estudio/experimento

Les dieron bipers (eran los noventas) a un chingo de personas de todos tipos y clases y les pidieron a cada una de ellas que cada vez que les llegara un bip (bipazo? biperazo?), inmediatamente anotaran en una escala del 1 al 10 que tan felices se sentían en ese momento y la actividad que estuvieran haciendo.

Lo que encontraron estos sexys e intrépidos sicólogos después de un buen rato de andar mandando biperazos todo el pinche día fue algo medio de hueva pero también súper interesante. Descubrieron que casi todo el tiempo todos se la pasaban en 7.

Claro que las calificaciones  bajaban a 3 o 2 cuando les pasaban cosas muy pinches como la muerte de un familiar o subían a 9 cuando les pasaban cosas muy chingonas como irse de vacaciones, pero después de un rato, todos regresaban al 7.

En promedio todos siempre andaban más o menos bien.

Ahora sí, usando los resultados de este experimento como ejemplo, muy humildemente voy a intentar reinterpretar las verdades nobles del profeta anteriormente conocido como Siddhartha:

  1. La vida es dukkha (o sufrimiento).

Dukkha sería el hueco que hay entre el 7 y 10.

Entonces más que sufrimiento, la traducción de dukkha quedaría algo así como insatisfacción capeada con ansiedad.

Y lo que nos dice la primer verdad es que esa sensación nos va acompañar la mayor parte de nuestras viditas.

  1. El apego a nuestros deseos es el origen del sufrimiento.

Esto quiere decir que las ganas implacables que tenemos casi todo el tiempo de que el 7 sea mágicamente 10 (o de a perdis un 9) es el origen de prácticamente todas nuestras ansiedades.

Unas ganas impulsadas por el motor de una cultura que tiene embebida en su esencia una fobia horrible al hueco abismal que hay entre el 7 y el 10 y que desesperadamente se la pasa tratando de llenarlo con cosas materiales.

  1. El sufrimiento se acaba cuando el apego se acaba.

O sea que a pesar de lo que nos han estado diciendo toda la vida, un 7 puede ser bueno y saludable.

Todos somos perfectamente imperfectos y las cosas (y personas) nunca nunca van a ser exactamente como quisiéramos que fueran.

Tenemos que aprender a hacer paz con eso.

  1. La liberación del sufrimiento es posible practicando El Camino Óctuple.

Si cultivamos buenos hábitos en nuestras vidas, los 2s, 7s o 9s van a ir perdiendo importancia.

Ya sé miren. Utópicamente les propongo que hagan el siguiente experimento:

  1. En algún tipo de escala midan su nivel de ansiedad dukkhosa en este momento.
  2. Durante 5 días, cada día, hagan lo siguiente: duerman sus 8 horas, mediten 20 minutos, coman mucha planta y poco animal, hagan 40 minutos de ejercicio, consuman cero o muy poco intoxicante (alcohol, weed, tabaco, etc), hagan 3 favores que les den hueva sin pedir nada a cambio, antes de dormir escriban un resumen de como se sintieron durante el transcurso del día y por ultimo enlisten 3 cosas por las cuales se sienten agradecidos.
  3. Después de los 5 días vuelvan a medir su nivel de ansiedad.

Me corto un huevo si su nivel no bajó o mejoró después de eso. Y solo fueron 5 días.

El Buda dice que este experimento se debe convertir en nuestro estilo de vida, y que si logramos hacer que estas actividades se vuelvan parte de nuestra rutina diaria no solo nos vamos a sentir mejor tirándole mas a los 8s o 9s, si no que vamos a poder sentir algo mucho más importante y trascendental que eso: paz interior.

 

Obviamente sería absurdo pensar que de un día para otro pudiéramos empezar con tanto en nuestras rutinas diarias, por eso como con todas las cosas que valen la pena en la vida, seguir los consejos que nos dejó Don Buda va a ser un proceso lento, gradual e incomodo que nos va a costar un huevo u ovario y la mitad de otro.

Y eso está bien. De hecho es el chiste de todo esto, porque saben que putos, todo va a estar más o menos bien.

.

Pienso, luego existo, luego whatsappeo y checo facebook y así

We don’t see things as they are, we see them as we are. – Anaïs Nin

El solopismo es la creencia medio metafisicona que dice que de lo único que podemos estar seguros es de la existencia de nuestra propia mente y que todo lo que nos rodea no son más que proyecciones mentales del propio YO.

Este ha sido él tema filosófico de discusión de toda la vida y el cual también esta relacionado con el tema de este post, por lo que para el bienestar y cordura del escrito voy a usar tres ejemplos/casos medio randoms como punto de partida con el fin de podernos enfocar en un punto un poco más concreto y ensayable:

  1. El precipicio repentino de Jurassic Park: Al final de la famosa escena del vaso ondulante cuando se presenta por primera vez el T-Rex con la banda tratando de comérselos, un Jeep muy dramáticamente se cae a un mega precipicio que no existía al principio de la escena.
  2. El gorila invisible: En un experimento medio famoso, se le pidió a un grupo de personas que observaran en una pantalla a otro grupo de personas (actores, algunos con camisas blancas y otros negras) lanzándose balones de basket entre ellos y les pidieron que contaran el numero de pases entre los de camisa blanca exclusivamente. En medio del experimento un wuey vestido de gorila tranquilamente camina por entre la gente pasando balones, se detiene en medio de todos y después sigue su camino hasta salir de escena.  Más de la mitad de las personas contando pases no vieron al gorila.
  3. La camisa esterilizadora: Agarras una cheve en lata. La notas sucia. La limpias con tu camisa (o servilleta). Se ve limpia. Te la tomas.

Todo el tiempo, nuestros pinchis cerebritos se la pasan haciendo algo muy chistoso: siempre están tratando de darle un sentido lógico al conglomerado de eventos aleatorios que vivimos todos los días.  Les encanta estar haciendo historias bonitas y lineales con principios y finales y malos y buenos y moralejas y la madre.

Tan les encanta hacer esto, que a veces deciden ignorar cosas que nos pasan y/o hacemos con la finalidad de darle más coherencia a nuestro cuento, también conocido como historia de vida.

En los ejemplos anteriores, es más importante para la historia saber que le pasa a los niños malviajosos de Jurassic Park que el hecho de que un precipicio mamalón haya aparecido de la nada o hacemos invisibles a wueyes disfrazados de gorilas con tal de ver lo que queremos ver y aunque todos sabemos que existen organismos microscópicos que no podemos ver a simple vista, decidimos creer que si la lata se ve limpia después de un servilletazo, es porque está limpia.

Este mecanismo es importantísimo para que funcionen bien nuestros cerebros ya que sería abrumadoramente disfuncional llevar registro de todo lo que nos está pasando todo el tiempo. Nuestro procesador no da para tanto.

Y es esta manera parcial de percibir la realidad lo que nos convierte en copitos de nieve únicos y especiales. Con gustos y disgustos,  defectos y virtudes.

En zen masters: Perdiéndonos por completo mientras vemos un amanecer sabiendo muy bien que lo que estamos viendo no es más que una ilusión óptica creada por la rotación de la Tierra y otras mamadas astronómicas.

Y en assholes: Convirtiéndonos en pinches bullys de secundaria al hacer invisible a una chava (hija, hermana) que está pasando por algo suicidablemente horrible, para podernos sentir bien atodamadre mandando Whatsapps de mames y memes y chismes ultra exclusivos.

Ahora, en términos muy muy burdos, este mecanismo de percepciones parciales funciona haciendo que subconscientemente filtremos nuestras experiencias de acuerdo a la minuciosa modulación de dos factores neuronales súper fundamentales:

  • Las memorias implícitas: Memorias de cosas que nos han pasado pero que no podemos recordar conscientemente. Él porque nos gustan y disgustan cosas sin saber por qué.

Por ejemplo si de muy chiquitos nos mordió un perro y aunque no nos acordemos de eso, de grandes nos ponemos todos nerviosos y tensos cada vez se nos acerca uno.

  • Las memorias explicitas: La historia de vida que estamos creando todo el tiempo. Lo que conscientemente nos gusta y no.

Por ejemplo que en lugar de ir al Perroton, nos preparamos una sincronizada con aguacate.

Y bueno, ahora si con esto en mente es que llegamos al meollo del asunto. Al punto de este escrito y a uno de los conceptos mas esenciales y liberantes que me he topado en mi sexy vida. Intenté ponerlo en mis propias palabras pero no hubo forma de no usar esta frase:

Very little is needed to make a happy life; it is all within yourself, in your way of thinking. – Marcus Aurelius

Esto quiere decir que…

(para memorias implícitas)

Aunque no estemos bien seguros del motivo por el cual es que le tenemos miedo a los perros, de lo que si podemos estas seguros es que de cierta manera nosotros estamos decidiendo tenerle miedo a los perros.

Suena como una aseveración medio paradójica y pendeja, pero es cierta. Y es para esto exactamente para lo que sirve la meditación, introspección y otros ejercicios cognitivos de ese tipo.

Así es cómo podemos acceder a estas memorias implícitas y hacernos conscientes de ellas. De esta manera podemos explicarle a nuestro yo de 3 años que no todos los perros nos quieren morder y así poco a poco ir re-cableando conexiones traumáticas en nuestros cerebritos culos e irlos des-traumatizando poco a poco a poco a poco.

(para memorias explicitas)

Si lo que necesitamos para darle más sentido a nuestra historia de vida es justificar que los perros son unos culeros, la pinche interwebs nos va a regalar todos los motivos del mundo (literalmente) para sentirnos así.

Y esto para nada quiere decir que los perros de hoy en día sean los peores perros de todos los tiempos, es solo que ahora nos enteramos de pinches todo lo que hacen todos los perros todo el tiempo.

The violence is not new; it’s the cameras that are new. – Ta-Nehisi Coates

Por esto es que a nuestra sociedad (multigeneracional) nos toco la colosal y agobiante tarea de improvisar un nuevo tipo de inteligencia:  La Administración de Información Mediática.

Porque si lo que creemos de corazón es que los perros son malos, no solo vamos poder seguir creyendo eso gracias a Google y Facebook, si no que vamos a encontrar a otras personas igual de pendejamente enojadas que nosotros gracias a que:

a) Las noticias pinches horribles son las que mejor y más rápido se propagan.

b) Un video en Facebook de un perro mordiendo a alguien se chinga a 100 videos de perros haciendo cosas chistosas en nuestras cabecitas antiperros.

Entonces no es nada corto de mamada cuando digo que es una agobiante y colosal tarea la que nos pinches tocó…

Pero bueno, me disculpó por usar a los pobres perritos como el ejemplo de este escrito ya que son la mamada y aparte esta comprobadísimo que sacan lo mejor de la gente.

Parte del chiste de todo esto es que los términos miedo y perro sean completamente intercambiables por otros más aplicables. Como por ejemplo:

En lugar de miedo: hueva, ansiedad, tristeza, coraje.

En lugar de perro: presidente gringo racista, muro, narcos, mi panza.

Y no quisiera terminar este escrito con una nota triste, por lo que les recuerdo que el punto, punto de este escrito es que TODO (nuestra felicidad, tristeza, plenitud) depende de cada uno de nosotros copitos de nieve hermosos y que en cada uno de nosotros existe la completa libertad intelectual de poder interpretar lo que nos pasa todo el tiempo de tal manera que nos haga mejores personas. Pinches zenmasters. O mucho mejor explicado:

The really important kind of freedom involves attention, and awareness, and discipline, and effort, and being able truly to care about other people and to sacrifice for them, over and over, in myriad petty little unsexy ways, every day. – David Foster Wallace, This is Water

.

¿Cuándo dejas de verte interesante y te empiezas a convertir en un asshole?

Asshole es un excelente termino gringo que lamentablemente no tiene traducción directa al castellano. Es una fabulosa combinación entre egoísta, huevón, apático,  insolente, arrogante, déspota, etc. Y aun así, no estoy haciendo justicia a tan hermosa palabra que literalmente quiere decir ano,  ahí nomas pa que sepan.

Pero bueno, la respuesta es a los veintiséis. Después de los 26 años pasas de hater a  asshole malviajoso o de morra que le gusta leer y luego andar repartiendo consejos no solicitados a asshole pretensiosa o de dude tripeado a asshole narcisista.

Obviamente esta es una aseveración arbitraria y subjetiva que no tiene ningún fundamento más que el de mi enfrascada, intitulada y asshole pretensiosa forma de percibir la vida, por lo que no es mas que es una observación medio pendeja.

Aun así, quitando lo de el numero 26 (la neta no creo que haya una edad específica para nada),  sí creo que llega un punto en nuestras vidas en el que de repente nos convertimos en piezas fundamentales para el funcionamiento adecuado de una sociedad. Nos convertimos en adultos autosustentables, libres de hacer lo que se nos hinche un huevo y de los que ahora dependen nuevas generaciones, directa o indirectamente.

Lo asshole nos brota por muchos motivos ya que todos somos mini universos y todo eso, por lo que me voy a enfocar en dos que considero medio universales:

El primero es porque somos una sociedad joven (multi generacional) que le encanta confundir libertad con nunca querer sentirse incomoda. Mas que puesta para expresar y vivir acorde a nuestros puntos de vista  y mas que puesta para automáticamente mandar a la chingada o incluso ofendernos con todo lo que se oponga.

Convenientemente olvidamos algo súper importante que la historia nos ha dejado clarísimo: la libertad no es gratis. Se ha ganado a base de chingazos y sacrificios y lo mismo aplica a nuestra libertad individual: es algo se debe ganar a base de chingazos y sacrificios internos.

La auténtica libertad es la virtud de entender y tolerar puntos de vista que se oponen a los nuestros, es poder ignorar impulsos placenteros por el bien general y salud de la comunidad, es aceptar que seguido las cosas no son cómo quisiéramos y estar bien con eso.

Libertad no es solo hacer lo que pinches quieras porque entonces inevitablemente va a llegar un día en el que te vas a dar cuenta que mas que hater, eres la perra de tus emociones.

Y aunque tal vez en la universidad ser así es inofensivo y aparte de cierta forma te ayuda a formar parte de un nicho medio cool, la realidad es que un  adulto funcional sin inteligencia emocional no solo se la come, si no que le reparte en platitos de cartón a todos los presentes en el convivio. Chicos y grandes.

El segundo es que dimos el brinco de generación dependiente/irresponsable a generación independiente/responsable sin estar consientes de ello. Por eso arrastramos a todos los vicios juveniles-puñeteros que aguantaron la zarandeada que nos metió dicha transición como pinches garrapatas invisibles. Pero ya no nos podemos seguir dando el lujo de hacer como si estas garrapatas invisibles no existieran disfrutando mejor del dulce éter de la inconsciencia perpetua, porque ya nos toca a nosotros.

Y si lo que queremos es cambio y mamadas así, lo primero que tenemos que hacer es quitarnos estas pinches garrapatas metafóricas-invisibles-hijas-de-puta para poder funcionar correctamente como individuos, porque aunque suene cliché y la madre, todo cambio por mas grande que sea, empieza desde adentro. Es interno.

La Introspección es el mejor garrapaticida

La introspección es el constante monitoreo y análisis de nuestros procesos mentales/emocionales usando métodos como la meditación y/o mindulfness (de lo que me la paso hablando en este pinche blog). Este ejercicio es muy similar a la práctica del psicoanálisis, solo que en este caso tu eres el psicólogo (la mente que observa) y el paciente (la mente pensante), ah y también hace como 2500 años el Buda dijo que esta práctica es la solución a todo nuestro sufrimiento.

Empatía, inteligencia emocional, ecuanimidad entre otros beneficios sicológicos y fisiológicos muy interesantes son el subproducto de la introspección.

Dan Harris, un dude muy chido que escribió un libro que se llama 10% Happier hace una comparación muy buena entre la meditacion hoy en dia y salir a correr en los 50´s:

Que si un wuey te veía corriendo por la calle en aquellos tiempos inmediatamente asumía que ¡putamadre ya valió madre todo! y se tiraba al piso usando a su esposa e hijos como escudo antibombas. Bueno, no dice todo eso. Eso más bien me lo imaginé. Pinches cincuentas.  El punto es que salir a correr no era muy común antes y que en un futuro no muy lejano, meditar va a ser tan normal y recomendado como hoy en día es que salgas a correr un rato.

Pero claro, como todas las cosas que valen pena en la vida, es un habito tedioso y difícil. Pero neta ya hay que practicar ese pedo, no sean pinches assholes.

5 Síntomas de hueva que salen con la edad que en realidad no están tan de hueva

We do not grow absolutely, chronologically. We grow sometimes in one dimension, and not in another; unevenly. We grow partially. We are relative. We are mature in one realm, childish in another. The past, present, and future mingle and pull us backward, forward, or fix us in the present. We are made up of layers, cells, constellations.

– Anaïs Nin

 

Lo que voy a exponer aquí no es nada más que el humilde reconociendo y dulce aceptación a ciertos patrones de comportamiento de los que sin querer me hecho y que he podido de cierta manera catalogar y exponer en forma de lista.

Claro que para llegar a este reconocimiento y aceptación aparte de mis 34 años de edad influyen otros factores externos como por ejemplo el hecho que soy papa de un hermoso gremlin destructor de mundos que lleva un año y medio sin dejarme despertar después de las 7 de la mañana o que me mude a Michigan o Breaking Bad.

Por esto trate mantener los síntomas lo más universal posible. Con excepción del último punto porque la neta ya a esta edad me vale madres y sálganse de mi porche pinches escuincles cabrones hijos de madre chingado!

1.- Te vas haciendo más rutinario.

Cuando era más joven y mas pendejo no había nada peor que pensar que mi vida como adulto iba a ser monótona y rutinaria. Toda en blanco y negro. –Quiero un jale en el que pueda usar tenis todos los días– llegue a decir en algún punto. No sé exactamente qué quería decir con eso pero el chiste era ese: cero rutina, el camino menos recorrido y muchas otras filosofías de vida fáciles de parafrasear en la peda.

Con el tiempo, aunque lo estuve peleando algún rato, me he ido dado cuenta que la rutina no es mala. De hecho súper atodamadre:

a.- Nos hace más eficientes: La rutina es una excelente herramienta contra la procrastinacion y el multitask excesivo, nos ayuda a silenciar el incesante ruido mental de los hubieras/deberías y también es un excelente método para ir haciendo lo que hay que hacer sin andarnos desparramando por todos pinches lados.

b.- Es como nos hacemos de hábitos: Alguna vez por aquí dije que no somos más que la suma de nuestros hábitos. No sé si alguien ya lo había dicho o lo leí por ahí pero por lo pronto fuck that, yo lo dije y me gusto mucho. La rutina es la cimentación de todo habito y todo lo que queremos algún día llegar a lograr se hace a partir de chingos de mini hábitos. Por eso cuando es año nuevo y decimos que vamos a bajar 10 kilos, lo que deberíamos decir más bien es: me voy a hacer el habito de comer con ensalada entre semana. Metas a corto plazo (o hábitos) fáciles de cumplir que en suma pueden llegar a hacer desmadre y medio.

Más bien lo que necesita la rutina es un buen branding. La tele, Facebook y anuncios de smartphones nos tienen en chinga persiguiendo la vacación eterna ya sea contestando mails en kayak o epifaneandonos bien rico en un café de Times Square. Todo esto se puede lograr no digo que no, pero para que pasen cosas tenemos que empezar desde el primer escalón, haciéndonos de metas a corto plazo que en suma nos pueden llevar a algún día a salvar las injusticias del mundo desde nuestra Mac en un loft en San Francisco.

 

2.- Le empiezas a tener mucho, mucho más respeto a la cruda.

No sé si algunos de ustedes les toco leer el blog que tenía antes donde estuve escribiendo puras jaladas como por 4 años. No importa, el punto es que el 97% de lo que escribí ahí lo escribí credo*. Y se nota. Y saben que, no paso nada. Aquí sigo. Todo bien.

El detalle es que en aquellos tiempos, la proporción responsabilidad vs. aguante a la cruda en mi vida estaban muy bien equilibradas. O sea que estando crudo, tenía las fuerzas necesarias para hacer lo que había que hacer. Casi casi siempre. El problema es que con los años, esa proporción se ha ido yendo… como decirlo… a al verga. La cantidad de responsabilidades han ido incrementando en proporción pero inversamente al aguante que le tengo a las crudas. Para los que sepan un poquito de mate, esto equivale a un incremento exponencial positivo en mi función de sufrimiento postpeda. Para los que no sepan nada de mate (como yo, wikiwhat), tal vez ver la ecuación les puede ayudar entender mejor:   y=   —> 8==:(==D —>     donde yo soy : (.

Esto llego al punto donde dejó de ser costeable por lo que un día dije –sabes que wuey, mejor ahí muere porque mañana blah blah – y me fui a dormir. Y paso algo nuevo para mí: amanecí fresco. En sábado. Oh glorioso sábado sin cruda! Lleno de hotcakes, sonrisas, rocío, rayos de sol y sin la sensación de que el cerebro se me quiere salir por el oído.

Entonces para nada que he dejado de pistear. Solo que ya trato de administrar mejor mis crudas. Y el hecho de haber visitado la luz hermosa, cálida y carente de ansiedad de un fin de semana sin cruda, me ha hecho un mejor administrador al grado que ya no siento (tanto) la urgencia automática de ahuevo tener que desmadrarme porque mañana no hay clases.

 

3.- Tus playlists, chistes y ropa se vuelven cada vez mas irrelevantes.

En lo que respecta a la música, ropa y coolness en general, muy gradual y naturalmente he ido tomando la ruta de menor resistencia. Esto no quiere decir que ahora todos mis pantalones tienen pinzas, es solo que estoy aprendiendo a canalizar mejor mi limitada energía disponible en el día quitándole importancia a cosas que en perspectiva la neta no son tan importantes.

Hace poco regale más de la mitad de mi ropa y creo que le puedo (y voy) quitar otra mitad a esa mitad. Es muy liberante (literal y metafóricamente) deshacerse de cosas que ya no usas (yo aplique la regla de los 3 meses con mi ropa) y todavía se siente mejor aun si sabes que le va a servir a alguien que la necesita mucho más que tu. Esto sin mencionar que cada vez me queda más claro que muy en el fondo, a nadie le importa mucho si uso kakis o jeans.

Con la música me ponía todo John Cusack cuando hacia playlists. Poco a poco me he ido relajando y aunque mis playlists han ido dejando de tener un tema especifico y se han puesto medio eclécticas, las mamo más que nunca. Antes tenía que escuchar ahuevo el disco entero para hacerme de una opinión valida (hacia no sé quién) y poder tomar la decisión más pinches cool. Pero ya no hago eso. Si me gusta algo lo agrego y se chingo. Vale madre el año, genero o artista. Como te extrañaba Hand In My Pocket.

Y en cuanto coolness, pues creo que se entiende implícito que también se ha ido deteriorando poco a poco, cosa que convenientemente decrece en proporción a las madres que le voy dando. Un buen ejemplo de esto es mi uso desmedido de la palabra cool.

Necesitamos mucho menos de lo que creemos necesitar y el camino frugal aunque no muy sexy, es práctico y noble, que en realidad es todo lo que necesitamos ya que al final de día, a la única persona que debemos impresionar y caerle bien es a nosotros mismos.

 

4.- Te empiezas a ir a dormir más temprano

Siempre he sido mailísmo para levantarme en las mañanas. Al punto que estoy seguro de que cada mañana cuando me estoy despertando, sufro mini regresiones al momento de mi parto. Aparte soy masoquista, porque snoozeo machín lo cual es el perfecto método para regresionarme de a perdido unas 12 veces antes de empezar el Lunes.

Esto combinado con la mala costumbre de siempre ahuevo quererme dormir lo más tarde posible me fueron haciendo un persona muy desmotivada en las mañanas. Y esa onda se va acumulando hasta que de plano llegan días en los que quisieras quedarte dormido unos seis meses más.

Cuando nadie (literalmente) depende de ti puedes mas o menos lidiar con esto ya sea llegando tarde, crudo o faltar a X actividad, saliendo con amigos (martesitos, juevesitos y todos esos pitos) o hasta estar ahí todo deprimido contestando en monosílabas y no pasa nada. Pero cuando personas y más que nada mini personas dependen bien jarcor de ti, ya no te puedes seguir dando esos lujos. Necesitas improvisar.

Intente varios métodos: despertadores sensibles a tus ciclos de sueño, despertadores que ponen tus playlists o sonidos relajantes como alarma, white noise, no ver la tele para dormir, leer antes de dormir, meditar en la noche, meditar en la mañana, tomar antes de dormir, no tomar antes de dormir y en resumen ni uno de estos funciono. Ayudaron. De repente, pero hasta ahí.

El único método que hasta la fecha me ha funcionado con un 85-90% de efectividad es el de rutinariamente irme a dormir temprano. Así de simple. Esto sumando a un poco de higiene mental y a una rutina mañanera, han reducido enormemente la frecuencia de mis aborrecidas regresiones fetales y también las ganas de irme a vivir a una cueva de los Lunes en la mañana.

Pero como todo, este es un proceso y hay días buenos y malos y a veces sigo amaneciendo con ganas de regresar al dulce y eterno éter. Pero ahí la llevamos.

 

 

5.- Como que me he ido haciendo más espiritual.

Me imagino que a muchos de ustedes como a mi,  les dieron horribles cucharadas de emulsión de Dios cuando eran niños por lo que el solo mencionar la palabra espiritual les dispara una reacción similar a la que les da cuando se dan cuenta que chingadamadre ahí viene un mimo.

A lo que me refiero con espiritualidad no tiene nada que ver con Jesuses, Budas, Zens, monjes budistas y cosas de esas. Para mi tiene un significado practico:

Por espiritualidad me refiero a que en esencia no somos la vocecita esa que esta todo el día hable y hable diciéndonos que hacer y qué no hacer en nuestra cabeza. Esa madre no es más que circuitos neuronales que se prenden y apagan dependiendo de cómo nos ha tratado la vida (a.k.a. ego). Y suena injusto decir que en esencia no somos más que circuitos eléctricos.

Tampoco se me hace correcto decir que entonces somos nuestro cuerpo, el cual será complemente remplazado por células nuevas hechas de lo que comemos en los próximos 7 años mas o menos. Porque entonces si somos nuestro cuerpo, a cual nos referimos: al de ahorita o al de hace siete años? O es más, nos referimos a nuestro cuerpo de bebe, al de adolecente o al de adulto? Nuestros cuerpos no son más que bailes moleculares a los que por un rato les decimos Adrian y luego ya no.

Entonces que somos?

Pues según gente muy muy chingona, somos la inteligencia que está consciente de esa vocecita. Somos la inteligencia que crece nuestros huesos, cicatriza nuestras heridas y nos permite atrapar un balón sin tener que estar calculando parábolas. Somos la inteligencia que decidió usar el hierro que se formo en una estrella hace billones de años a billones de años luz para en algún punto poder hacer a baile molecular Adrian.

Si creen que no saben de lo que hablo o se les hace muy new age este trip, solo recuerden alguna ocasión en la que les toco quedarse viendo un amanecer o atardecer y sintieron una paz tremenda donde todo hizo sentido por un momento… pues esa es.

Y como les decía, los patrones esos neuronales de los que hablaba hace rato, lo único que hacen es estar haciendo el suficiente ruido como para sofocar cualquier manifestación de ésta inteligencia en nuestro ser.

Entonces cuando digo que me he estado haciendo más espiritual, me refiero a que día a día hago lo posible por tratar de alinear a estos dos conceptos en mi mente ya que solo así es que se puede llegar a ver que nos esta pasando lo que nos debe estar pasando cuando nos debe estar pasando.

If you correct your mind, the rest of your life will fall into place.

– Lao Tzu

Entonces, ya no me acuerdo de que les estaba hablando… pero bueno, no importa. Me tengo que ir a gritarle a esas nubes** hijas de su madre chingao.

 

 * entre crudo y pedo

** andar referenciando a los Simpsons es otro sintoma

 

Saber cuánto es suficiente o como no masturbar al muerto

…haz de cuenta que estas tratando de masturbar a un muerto – Rober, compa del jale

No hay nada peor para nuestra cultura ego-iConsumista que la palabra suficiente. La encomia subsiste a partir de el hecho que nunca sientas que tienes suficiente: carro mas nuevo, smartphone mas rápido, vacaciones mas exóticas, trabajo mas “cool”, sueldo mas alto, cuerpo mas bueno, ojos mas Ray Ban. Ese es nuestro motor. Estas insuficiencias son las que nos mueven y motivan para algún día llegar a ser las personas más desinteresadamente sexys de todo el Facebook.

Pero esto es normal. Todos necesitamos cosas para vivir básicamente bien: casa, comida, ropa, Netflix. El problema es que no sabemos cuánto de esto es lo que en realidad necesitamos o más bien hasta que punto. No sabemos cuánto es suficiente.

We need much less than we think we need – Maya Angelou

La verdad es que por lo general necesitamos (mucho) menos de lo creemos necesitar. Es solo que estamos demasiado metidos en el círculo vicioso del consumo de arreglos rápidos como para darnos cuenta que estamos masturbando al muerto.

Esta grafica lo explica mucho mejor :

fulfillmentcurve1

En resumen lo que quiere decir esta grafica es que el dinero SI te hace feliz, hasta cierto punto. Después de ese punto, tienes que gastar un poquito más para volver a sentir la misma satisfacción que antes y luego un poquito más y así y así.

Es como con las vacaciones: cada vez tienen que ser en lugares más lejanos, o más remotos, o mas ecoturistas, o más Europa. Uno de los mejores recuerdos que tengo de toda mi vida es de unas vacaciones hace como unos 25 años que mi papa nos llevo a toda la familia a la playa de Galveston, Texas. Así es. Galveston pinches Texas.

Y por volver a sentir eso, estamos dispuestos a pagar lo que sea.

La verdad es que saber cuánto es suficiente es imposible. Suficiente es como un unicornio de tres pezones trepado en el cometa Halley de imposible. Pero esto no quiere decir que nos la vamos a pasar masturbando muertos para siempre. Para encontrar un equilibrio hay una herramienta uber chingona que solo los humanos tenemos: la empatía.

If you want others to be happy, practice compassion. If you want to be happy, practice compassion – Dalai Lama

La empatía es la habilidad humana tremendamente compleja de ponernos en el lugar de alguien más y de actuar acorde. Es una manera de salirnos del circulo vicioso ese que mencioné antes para tratar de entender el funcionamiento de otra persona. Es un ejercicio muy liberante y que ha sido científicamente comprobado como extremadamente saludable para nuestros cerebros y nuestra salud en general.

El dejar de estar pensando en nosotros todo el tiempo implica de manera implícita irle dando en su madre a nuestro ego gordo y chiflado y todo pegajoso de tanta nieve de chocolate que damos todo el día. Y esta disminución libera espacio y recursos mentales que nos permiten ser menos reactivos a nuestros caprichos y más abiertos y receptivos a las cosas como son. Sin la necesidad de quererlas estar cambiando todo el tiempo a 9 o 12 meses sin intereses.

Por otra parte, de la empatía se ramifican otras virtudes bien chingonas como la compasión, la gratitud y la humildad que según otros estudios son muy chingonas para ser personas felices o realizadas. Usando esta herramienta, la curva masturbatoria que les enseñe hace rato se vería así:

Participation1

Entonces, la realidad es que no necesitamos tanto de todo. Solo necesitamos ser poquito menos egoístas para darle sentido a la paradoja que darnos menos nos va a terminar dejando más: yo de neta creo que me hacía más feliz un disco quemado con 15 canciones que mis 15 playlists de 200 canciones en Spotify. Es paradójico pero cierto.

Y si lo que busco es revivir la plenitud que sintió un niño de ocho años en Galveston con su familia, no creo que la vaya a encontrar en Islandia viendo auroras boreales. La voy a encontrar una noche de verano en el jardín de mi casa, en una tienda de campaña, en unos 7 años.

El lifehack mas útil que he aprendido: no hay lifehacks

lifehack : Herramienta o técnica que hace que algún aspecto de la vida sea mas fácil.

Según la cultura popular, la regla de oro es: debes tratar a los demás como quisieras que te trataran a ti. A lo que estoy totalmente de acuerdo. Jesús vivió así, el Buda vivió así, creo que solo el puñetas de Hitler y los wueyes que hicieron Tron Legacy fueron a los únicos que les valió completa madre esta regla, porque en realidad la apliquemos al 100% o no, es algo que traemos embebido en el subconsciente.

———

Hace como nueve meses, fui (como es correcto decir) bendecido por un milagro de Dios y me convertí en papa por primera vez. Es algo bien chingon que aun sigo tratando de descifrar porque no entiendo aun como es que que una mini persona babeante del tamaño de una sandia que todavía no sabe hablar me ha contado 2 de los mejores 5 chistes que he escuchado en mi vida. Si, ser papa es un milagro divino y todo eso pero saben que también es: UNA CHINGA.

De un día a otro dejas de ser la persona mas importante en tu vida (cueros los que dicen que son sus parejas). Pero de neta, porque ahora si literalmente una vida depende ti. Y no solo me refiero a que no se vayan a tomar el Fabuloso que guardas en Pepsilindros en la lavandería, si no que tú eres responsable de que esa personita tenga las herramientas necesarias para que nunca en su vida se vea en la necesidad (no necesariamente económica) de salir en youporn.

Entonces tengo que dejar de pistear y desvelarme tanto básicamente. Después de 19 años de desmadre. Y va a ser una super chinga y va a ser todo un proceso pero está muy bien porque lo voy a hacer por la persona con el sentido del humor más sofisticado que he conocido en mi vida.

Y por lo que he aprendido hasta hoy, así es como funciona con todas las cosas que importan en la vida: son procesos difíciles para los que vamos a tener que dejar de hacer otros que por lo general son mas fáciles (o divertidos). Esta es mi regla de plata.

La regla puede sonar pesimista pero no lo es, de hecho es lo opuesto, es solo que estamos medio mal cableados y usualmente confundimos placer con felicidad. Y no es que seamos egoístas, es solo que así es como funciona la economía y así estamos programados. Nos bombardean con mierda que nos hace sentir inadecuados y consumimos soluciones inmediatas para sentirnos mejor temporalmente procurando siempre mantener nuestra individualidad y originalidad. No sé si hace falta explicar lo paradójico de este círculo vicioso pero el punto es que todo el tiempo queremos soluciones fáciles e inmediatas. Queremos pinches lifehacks.

De entre los chingos miles de problemas de todos tipos que tiene este patrón de comportamiento, creo que nos podemos concentrar en dos aspectos en especifico:

1.- Según la filosofía, sicología, neurología, espiritualidad, nutriología y muchas madres mas, tener la virtud de postergar placeres inmediatos para un bien mayor en el futuro es lo mejor que podemos hacer para ser felices. Empleamos más y mejores partes del cerebro, cuidamos mas nuestro cuerpo, tomamos mejores decisiones y obtenemos mejores resultados en general.

Por lo tanto los placeres inmediatos tienden a tener el efecto opuesto: crudas, bajones, obesidad y todas sus ramificaciones ansiosadivertidas.

2.- Los lifehacks incluyen muy sutilmente el no querer hacer las cosas. Vas a empezar algo y ya estas negociando como no hacerlo. Es una maña sicológica muy tenue, pero a tu subconsciente le encanta ese pedo.

La verdad es que no existe EL té para adelgazar, EL libro que te va hacer un Zen master o EL hijo que porfin te va a quitar lo desmadroso. Lo que hay para cenar son procesos (o hábitos). Quieres poner un negocio propio? Va, solo prepárate a ser el wuey que se va temprano de la peda porque tiene que abrir el domingo. Quieres verte bien ahora que vayas a La Pesca, Tamaulipas? Va, salte a correr y deja de ponerle queso rallado a todo lo que tenga área.

“A path is made by walking on it” – Zhuangzi

Sabían que Gandhi fue un abogaducho durante 20 años y que pasaron otros 30 antes de que pudiera ayudar a independizar a India sin camisa? O que los Beatles estuvieron tocando y practicando alrededor de 10 mil horas en bares de mala muerte antes de que se hicieron Los Beatles. Lo único que tienen en común Gandhi y los Beatles es que entendieron esta regla de plata y le hicieron el dulce amor. Entendieron que esta cabron y dejaron de hacer muchas otras cosas más divertidas y le chingaron. Se enamoraron del proceso, no del resultado. Y si quieren sintetizar este post en un tipo de pinche lifehack asi a la de ahuevo, quedaría algo así: aprender a enamorarnos del proceso sin depender del resultado.

Porque saben que va a pasar si llegan a cumplir su meta? Se va a sentir chingon un rato y luego van a querer mas. Y así y así. Así funcionamos.

En realidad potencialmente todos somos empresarios exitosos, rockstars o liberadores pacifistas que vimos demasiados episodios de Friends. Hacemos lo que sea por no sentirnos incómodos y ser así no es gratis. Nuestros cerebros se han hecho obesos y letárgicos y la única manera de ponerlos en forma es sacándolos de su zona de confort aplicándoles la regla de plata.

Idealmente habría que hacernos el habito de meditar un rato cada otro día para conocer mejor nuestros procesos mentales y aprender a sentirnos cómodos con nuestra incomodidad. Hay que exigirnos una madre más y enseñarnos a valorar cada momento del proceso ya sea de 50 años, 10 mil horas o 2 semanas sin estar fijados en un resultado porque como dijo Alan Watts – todo está cambiando todo el tiempo y lo único que podemos hacer es dejarnos llevar y unirnos al gran baile-. Eso, y procurar que nuestros hijos nunca terminen en youporn.

 

5 razones no hipsters por las cuales es (muy) bueno apuntarle a una dieta vegana

“The greatness of a nation and its moral progress can be judged by the way its animals are treated.” ― Mahatma Gandhi

Antes que nada quiero aclarar que yo no me considero vegano, ni vegetariano ni ningun otro tipo de ano. De hecho hace como dos fines de semana probé lo que un amigo denomino EL barbarrón: un taco de barbacoa con chicharrón/carnita de la carnicería Ramos. Sabia a como cuando empieza Where is my Mind al final de Fight Club.

Si tuviera, así a la de ahuevo, tener que definirme en base a mis hábitos alimenticios seria “wuey que trata de consumir la menor cantidad de proteína animal porque llego a un punto en el que ya no se pudo seguir haciendo tan pendejo”. Pero que hueva. Aparte creo que este es uno de los principales problemas con este tema (y con nuestra cultura en general): el pinche afán de querer etiquetar, catalogar, incluir, excluir, apuntar, gritar y así perder de vista nuestro verdadero gran objetivo: estar bien sin joder al planeta. Suena medio menso, pero eso es.

El cuerpo humano está diseñado para durar 95 años sin achaques y el planeta tierra esta diseñado para darnos todo lo que necesitamos para vivir esos 95 años sin achaques y también a nuestros hijos y a sus hijos y así y así. El problema es que le falta tocino. Y por eso, estamos mandando todo a la chingada. TODO.

Pero bueno, menos blah blah y más razones. Solo como nota les comento que originalmente iba a publicar esto en Cracked por lo que tuve que hacer un chingo de research para encontrar fuentes creíbles y serias, pero entre procrastinaciones y bebes ya no se pudo. Entonces si algún incrédulo por ahí anda todo de que -si wuey, ahuevo pinche cojearboles- denle clic a los links. Ok. Comencemos:

#1.   Las plantas tambien tienen proteinita

Creo que este es el principal motivo por el cual la gente justifica su consumo de carne: la proteinita. Cuando vas a un lugar de ensaladas siempre te preguntan -y de proteína que va querer- apuntando al pollo en cuadritos, en el Discovery cuando equis wueyes están desolados en equis isla (creo que el 90% de los shows del Discovery son así) siempre se la están pelando por matar animales porque necesitan su proteinita. Y con justa razón ya que las proteínas son los pilares de la vida. El único detalle es que las plantas también tienen altos niveles de proteína, es solo que muchos años y muchas generaciones de desinformación complican la propagación adecuada de esta información.

-Pues que chingon por las plantas y todo vea, pero prefiero un inchi ribay mamon – van a decir (los regios?). Y pues ahuevo, sabe conmadres. El único detalle es que por ejemplo 100 calorías de ribay es el equivalente a una porción del tamaño de la palma de tu mano y 100 calorías de brócoli es un plato hondo tupido de broco. Entonces esas 100 calorías de carne que para empezar no llenan nimadres tienen grasas y colesterol que se van directito al flujo sanguíneo. En cambio el broco, te llena, tiene fibra y chingosmil nutrientes que ayudan a reparar células y las células saludables son bien chingonas para eliminar radicales cancerígenos entre muchas otras funciones mamalonas que los doctores científicos aun siguen tratando de entender para algún día poder convertir en estúpidas pastillas placebosas. Sé que todos, en cierto nivel, tenemos bien claro todo esto, pero es que chingadamadre le falta tocinito.

#2. Las Matemáticas No Sustentables

  • Se pierde alrededor del 90% de las calorías que crecen de la tierra si las pasamos a través de una vaca. Siguiendo con nuestro ejemplo del brócoli y la carne, esto quiere decir que para producir ese pedazo de carne del tamaño de la palma de tu mano, se consumieron 10 platos tupidos de brócoli. Visualícenlo, 10 platos hondos llenos de brócoli luego -puff- magia y te queda 1 pedazo de carne del tamaño de la palma de tu mano. Pinche buen truco, esto sin contar el hecho que estamos dejando de alimentar sanamente a 10 personas para poder darle su carnita a una persona que probablemente va a necesitar otra carnita para llenar. Esos son 20 platos de brócoli.
  • Se requieren alrededor de 100,000 litros de agua para producir 1 kilo de carne. Para un kilo de arroz o soya se necesitan 2,000. Cien mil litros de agua es lo que gastas en la regadera en unos 3.5 años aprox.
  • Entre el 20% y el 25% de las emisiones de carbono en el mundo provienen de la producción de carne. La transportación (todos los carros, todos los aviones y ferrocarriles) producen el 25% tambien.
  • En un año se producen suficientes granos (maíz, avena, soya, sorgo) en el mundo como para darle de comer a TODAS las personas del mundo durante dos años. En la actualidad se usa el 75% de estos granos para darle de comer al ganado en general (vacas para carne, para leche, cerdos, aves, etc.).
  • El 80% de la deforestación en el Amazonas es atribuida a ranchos ganaderos. Es de la unica manera que una hamburguesa hecha de vacas molidas te cueste 20 pesos.

…no pos mamalon tu Pryus broder.

#3. The China Study

En 1983, se inicio un estudio que duro 20 años entre el gobierno Chino, La Universidad de Cornell y la Universidad de Oxford para examinar la relación que existe entre el consumo de productos animales y una variedad de enfermedades crónicas donde se encontró evidencia irrefutable en el nexo entre estos dos factores. Obvio el estudio se le llamo The China Study.

Sin entrar en mucho detalle les cuento que este estudio se hizo en China por lo siguiente: allá están muy marcadas las diferencias entre las poblaciones rurales de las “modernas” en el sentido que las modernas comen carnita y las rurales arroz y vegetales. No es como en Estados Unidos donde la gente pobre y rica comen Big Macs todo el día. Y la segunda es genética. Todos los chinos se parecen y no lo digo en plan lacista (fuck). Lo que reduce las variables de raza, complexion, etc.

Entonces durante 20 pinches años estos dudes estuvieron monitoreando lo que comía le gente y luego median sus niveles de azúcar, colesterol, pis, pos y todo. Y la tendencia fue muy clara: las poblaciones modernas que comen carnita tenían diabetes, infartos y cáncer y las rurales (arroz y vegetales) no. Los pobres (itos) se morían de cólera y por infecciones, pero no de cáncer.

…these findings demonstrate that a good diet is the most powerful weapon we have against diseases and sickness. An understanding of this scientific evidence is not only important for improving health; it also has profound implications for our society. We must know why misinformation dominates our society and why we are grossly mistaken in how we investigate diet and disease, how we promote health and how we treat illness. — Colin Campbell, PhD

#4. La leche de vaca es para vacas. Tu eres un humano.

La espinaca, el brocoli y otras plantas tienen más calcio que la leche, la leche de almendra sabe conmadres y cada vez es más la evidencia ligando la leche de vaca con enfermedades como el cáncer de seno y próstata.

Aparte estoy seguro que la primer persona que tomo leche de vaca fue porque perdió una apuesta.

#5. Estamos más gordos y enfermos que nunca.

Últimamente la medicina moderna ha avanzado a pasos agigantados con tanta nueva tecnología, pero la verdad es que la tendencia en cuanto a casos de diabetes tipo 2, infartos y cáncer han ido incrementando. Los doctores son unas chingonadas para tratar síntomas sin atender las causas a precios rompefamilias:

  • Tu cuerpo ya no está SOBRE-produciendo suficiente insulina para procesar lo que comes? No te apures, sigue comiendo y te inyectamos mas insulina.
  • No le está llegando suficiente sangre a tu corazón porque tienes las venas tapadas por tanto colesterol el cual únicamente se encuentra en productos animales? Wuey te corto un pedazo de vena de la pierna y le sacamos la vuelta al tapón.
  • Tus células no estaban lo suficientemente saludables como para eliminar radicales cancerígenos y te está saliendo un tumor? Te enveneno todo y ojala me lleve al tumor de encuentro.

Ta cabron. En mi familia paso algo así con mi papá (qepd). Fue un desmadre que costó como 3 millones de pesos y fue un proceso lento y doloroso para todos aunque creo que él fue el que se llevo la medalla de oro. Y el doctor que le receto a mi papá que se hiciera un bypass triple y que se inyectara mas insulina murio de un infarto como dos años después que él. Que mono.

People who avoid meat cut their risk of obesity, diabetes, heart disease, and certain cancers, and those who also avoid dairy products and eggs are healthiest of all – PCRM nutrition education director Susan Levin, M.S., R.D

El punto es el de no andar por ahi gritando que como no comemos ciertas madres somos esto y que como tu si comes no se qué chingados entonces no eres un no sé qué pitas. Es mas, por lo general estas personas son las que se hacen anémicas por falta de información o andan regañando a gente en carnes asadas un sabado en la noche. No ayudan nimadres.

Más bien se trata de poner un poquito de atención y ver que mas allá de una inocente Cajita Feliz toda feliz hay vaquitas molidas y que se consumió chingos de agua y selvas tropicales y que te va a hacer daño, y a partir de ahí tomar una decisión. Lo que decidas me vale madre. El punto es que usaste tu cerebrito y con la información que tienes tomaste una decisión en lugar de solo reaccionar a tu hambre como un pinche chango alfa Terrestre.

Yo llevo como tres años que empecé a comer más plantas y menos animal y me ha ido bastante bien: baje como 10 kilos y una vez porque mi mama estaba preocupada me hice un examen medico general y salí pocasumadre. A estas alturas yo creo que un 20% de mi dieta es animal (queso, carne, marisco, barbarron) lo cual casi siempre guardo para los fines de semana. Y espero poder seguirle bajando ya que tres veces al día tengo la opcion de conscientemente decidir estar bien y no joder al planeta

. http://www.secretsofthefed.com/wp-content/uploads/2012/10/404633_3686957532115227_1409828774 http://nutritionfacts.org/topics/phytonutrients/ http://www.nytimes.com/2008/01/27/weekinreview/27bittman.html?pagewanted=all&_r=0 http://www.news.cornell.edu/stories/1997/08/us-could-feed-800-million-people-grain-livestock-eat http://opinionator.blogs.nytimes.com/2012/05/15/we-could-be-heroes/?_php=true&_type=blogs&_r=0 http://www.forksoverknives.com/animal-agriculture-hunger-and-how-to-feed-a-growing-global-population-part-one-of-two/ http://wwf.panda.org/what_we_do/where_we_work/amazon/problems/unsustainable_cattle_ranching/ http://www.thechinastudy.com http://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/calcium-and-milk/ http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3357167/ http://www.cdc.gov/obesity/data/adult.html http://www.pcrm.org/media/news/new-dietary-guidelines-back-plant-based-diets-to

Interbeing by Thich Nhat Hanh

If you are a poet, you will see clearly that there is a cloud floating in this sheet of paper. Without a cloud, there will be no rain; without rain, the trees cannot grow; and without trees, we cannot make paper. The cloud is essential for the paper to exist. If the cloud is not here, the sheet of paper cannot be here either. So we can   say   that   the   cloud   and   the   paper inter-are. “Interbeing” is a word that is not in the dictionary yet, but if we combine the prefix “inter-” with the verb “to be,” we have a new verb, inter-be.

If we look into this sheet of paper even more deeply, we can see the sunshine in it. Without sunshine, the forest cannot grow. In fact, nothing can grow without sunshine. And so, we know that the sunshine is also in this sheet of paper. The paper and the sunshine inter- are. And if we continue to look, we can see the logger who cut the tree and brought it to the mill to be transformed into paper. And we see wheat. We know that the logger cannot exist without his daily bread, and therefore the wheat that became his bread is also in this sheet of paper. The logger’s father and mother are in it too. When we look in this way, we see that without all of these things, this sheet of paper cannot exist.

Looking even more deeply, we can see ourselves in this sheet of paper too. This is not difficult to see, because when we look at a sheet of paper, it is part of our perception. Your mind is in here and mine is also. So we can say that everything is in here with this sheet of paper. We cannot point out one thing that is not here— time, space, the earth, the rain, the minerals in the soil, the sunshine, the cloud, the river, the heat. Everything co-exists with this sheet of paper. That is why I think the word inter-be should be in the dictionary. “To be” is to inter-be. We cannot just be by ourselves alone. We have to inter-be with every other thing. This sheet of paper is, because everything else is.

Suppose we try to return one of the elements to its source. Suppose we return the sunshine to the sun. Do you think that this sheet of paper will be possible? No, without sunshine nothing can be. And if we return the logger to his mother, then we have no sheet of paper either. The fact is that this sheet of paper is made up only of “non-paper” elements. And if we return these non-paper elements to their sources, then there can be no paper at all. Without non-paper elements, like mind, logger, sunshine and so on, there will be no paper. As thin as this sheet of paper is, it contains everything in the universe in it.

El no-apego

“People have a hard time letting go of their suffering. Out of a fear of the unknown, they prefer suffering that is familiar.” ― Thích Nhat Hanh

El apego es la raíz de la mayoría de nuestros miedos y frustraciones:

Nos apegamos a un resultado especifico y nos da miedo/hueva no cumplirlo y procrastinamos, nos apegamos a nuestro concepto de cómo debe ser la gente y nos frustramos cuando no cumplen con nuestras expectativas, nos apegamos a la idea que nuestra pareja nos DEBE hacer sentir bien y nos deprimimos el día que no lo hacen, estamos apegados a nuestras rutinas y nos da miedo/hueva dejar de hacer cosas para empezar nuevos hábitos.

Cuando nos aferramos, personalizamos y cuando personalizamos, encasillamos. Enjaulamos. Como si llenáramos una vasija de agua de rio porque amamos al rio. Solo que el agua se estanca y pierde su esencia de rio. La esencia de la que nos enamoramos. Cuando nos aferramos nuestra percepción se hace mas angosta y se nubla con ideales y expectativas.

El no-apego, es el ejercicio de soltar esos ideales y aceptar las cosas tal y como son. Perderle el miedo a que las cosas no siempre van a suceder de cierta manera y aprender a apreciar lo perfecto y chingon que son. Que nos está pasando lo que nos debe estar pasando cuando nos está pasando.

Este concepto irrita a veces a la gente porque podría sonar como una invitación a darte por vencido y tirar hueva y pos ya. Vivir el ahora y esas madres. Pero el no-apego y por ejemplo empezar un negocio propio no están peleados. Al contrario, cuando no te aferras al resultado económico de tu negocio y tomas todo el proceso como un curso intensivo de administración de negocios (y de pinches crecimiento personal), no importa cómo le vaya a tu changarro, al final tu vas a salir sabiendo un chingo mas de negocios que cuando empezaste y probablemente chingo más que la persona promedio.

Pero el dinero? dicen.

Ahorita puedo pensar en dos personas, un familiar y un amigo que arrancaron negocios y luego tuvieron que cerrarlos. Si se puso feo, pero ahorita ahí andan los dos atodamadre con nuevos proyectos y los dos me han dicho que no cambiarían esa experiencia. Y hoy saben lo que saben y son quienes son gracias a TODO ese proceso y no al UN resultado que estoy seguro ni uno de los dos esperaba.

Idealizamos resultados, idealizamos personas, idealizamos que las cosas deben ser fáciles y la verdad es que nunca va a ser como quisiéramos. Nos proyectamos como si fuéramos los protagonistas de La Película pero al universo eso le viene valiendo completa y amorosa madre.

Cuando dejamos ir estos ideales, nuestro panorama se abre y se aclara. Percibimos las cosas como son, perfectas en su imperfección y se van desvaneciendo el miedo y las frustraciones. Somos menos reactivos y nos movemos con la corriente del rio sin la necesidad de querérnosla llevar en un topers.

Como practicar el no-apego

“The only way to make sense out of change is to plunge into it, move with it, and join the dance.” ― Alan Watts

Como con todo, siempre hay que poner mucha atención a las señales que efervescen allá arriba (mindfulness): ira, irritación, frustración, ansiedad, depresión, celos, procrastiación, querer tener la razón.

Una vez vista la señal hay que identificar el ideal que la está provocando: la gente debería ser mas considerada, voy a ser un éxito en todo lo que hago, mi pareja me va a apoyar en todo lo que hago, la gente que amo siempre va a estar, la gente que amo me va a amar exactamente de la misma manera, voy a estar cómodo y la cosa va a estar fácil.

Aunque tener ideales y sentir mil cosas es parte de la experiencia humana, la idea es que una vez identificados los ideales, podemos dejar ir de los que nos hacen daño a nosotros y a la agente que queremos.

Humildemente racionalizamos una muy importante verdad: que todo – todas las personas, todas las situaciones, todos los objetos, todos los seres – es impermanente. Cuando podemos apreciar esta impermanencia en todo lo que nos rodea y en nosotros mismos, nos damos cuenta que nos hemos estado aferrando a nada. Y esta impermanencia aunque puede dar miedo, es algo liberador ya que incluso la persona que somos está cambiando todo el tiempo. Y cuando aceptamos esta inevitable realidad tenemos la libertad de reinventarnos. A cada pinche momento. Dejando ir ideal idiota tras ideal idiota y aceptando que no hay más que este hermoso y sexy momento y que a final de cuentas no somos más que la suma de un chingo de estos momentos. De la suma de TODO el proceso.